Pasteleros veganos han descubierto que el jugo de garbanzo puede tomar el lugar de la clara de huevo, trayendo los merengues de regreso a su menú.