Con cerca de 70 derrames de petróleo por día en los EE.UU. y toneladas de basura de plástico ensuciando nuestros océanos, a los seres humanos realmente nos vendría bien una ayuda para limpiar nuestros desastres. Las bacterias y otros microbios pueden darnos una mano.